sábado, julio 29, 2006

tú, el oceáno y mi poema


hay un momento que es nuestro
en el que el oleaje es territorio de besos

hay instantes en que el mar es todo
y momentos en que la espuma es de silencio

un intento en la brisa quiere ser sonrisa
la luna pacifica que nos mira

cada luna, cada playa, cada isla
instantes hechos en el oceano de una vida

soles, tardes, cenizas, primaveras
mil veranos, cien mil inviernos, millones de estrellas
tú, el oceáno y mi poema...


de mi coleccion de versos "murales en la pared"
Copyright todos los derechos reservados por Gabriel Pablo Zorrilla
Mendoza, abril 2006, SEP, México.


Ads by AdGenta.com


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Dicen que este universo es chico.
tambien lo es inexplicabelente este universo cibernetico.
Escribo poemas que jamas publico, escribo sobre letras de arenas en mares profundos
Tambien como vos mi apellido es Zorrilla, soy de Argentina.
Es un placer haberte conocido a travez de tus hermosos poemas
Susana Beatriz Zorrilla

Gabriel Zorrilla dijo...

Susana, que bonito sentimiento me embargo ahora que lei esto, y mas que de algun modo nos une este apellido que de entre otras cosas es tan cercano a la Poesia en nuestra lengua...

Si te fuera posible y me hicieras llegar un correo electronico con tu direccion, para mi seria como mirar la Argentina desde tus ojos...

Desde una familia montañesa de aca de la Sierra de Puebla en Mexico, con raices en el valle del Soba, en Cantabria y con racies en los valles del Totonacapan aca en Mexico...

Un abrazo, fraternal...

Gabriel...

Ricardo Olvera dijo...

Estimado Gabriel:

esos instantes en que el mar lo es todo...

Te leo y te imagino
encallado en islas desiertas
añorando balsas
rodeado de azul...
y blanco
de espuma
de sol
de vuelos de gaviotas
de playas, de olas,
de brisas, de tempestades
escribiendo a tus amores
la mar, la luna, las estrellas
y las mujeres, a todas ellas

en tus poemas me has enseñado
que el mar, no comienza en la bahía
y no se acaba en el horizonte

gracias

un abrazo muy fuerte amigo

Gabriel Zorrilla dijo...

ay, mi amigo azteca, que manera de decir las cosas, cuando dices "el mar no comienza en la bahia y no se acaba en el horizonte" te apropias del espacio y del tiempò...

algun dia escribele en nuestra lengua madre, la morena, algo al mar, algo que suene a piramides y a estelas, a grecas a los valles del totonacapan, a maya, a plumajes, a esta tierra...

un abrazo...

churra dijo...

Yo no entiendo nada de poesia, por lo tanto comentar seria un atrevimiento.Me gusta leerte.
Es como mirar ese cuadro, que te cautiva, que darias cualquier cosa por tener en casa. Frente al sillon donde te sientas siempre

Viuda de Tantamount dijo...

Salto de uno de tus blog a otro...y es que me gustas en todos¡¡

alma cautiva dijo...

para mí el océano ha significado mucho, no en el sentido terrenal, pero sí, en la idea de que el silencio es tan grande como el amor que se puede sentir... una y otra vez en un corazón marchitado...
un gusto haberlo leído, espero que pase por mi blog n.n

carpe noctem*